Close

Baby Led Weaning entre los 12 y los 18 meses

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

El Baby Led Weaning es un método que puedes utilizar para introducir a tu niño a la alimentación que debe complementar la lactancia materna. Esta última debe ser exclusiva hasta los 6 meses, pero a esa edad los requerimientos nutricionales aumentan. Entre los 12 y los 18 meses ya no pueden ser satisfechos sin el consumo de una amplia gama de alimentos.

El Baby Led Weaning a partir de un año

El período de alimentación complementaria en el que la lactancia y los alimentos sólidos se complementan debe comenzar en algún momento entre los 6 y los 18 meses, cuanto antes mejor, y puede extenderse hasta los 24.

A esta edad a la que el niño ya puede sostenerse sentadito, bien sea en el regazo o en la trona, es buena idea que empiece utilizar sus manitas de forma coordinada para tomar los alimentos. Tu bebé debe mostrar inclinación por los alimentos que le presentes, pues es lo que lo moverá a explorarlos y llevarlos a la boca.

Debes supervisarle para ayudarle equilibrar los alimentos y comprobar que las demandas calóricas estén satisfechas, y también habrás de estar pendiente de cuándo manifiesta hambre o saciedad. Recuerda también que tu hijo aprende por imitación: si mantienes hábitos de alimentación saludable, el niño los adquirirá y estos serán para toda la vida.

Un paso fundamental en su desarrollo

Esta modalidad de alimentación infantil te facilitará el conseguir varios objetivos:

  • Permite al bebé regular la cantidad y la calidad de los alimentos por sí mismo.
  • Previene la obesidad infantil, pues el niño se educará más pronto y fácilmente en el gusto por alimentos que de otro modo resulta difícil introducir en su dieta.
  • Los alimentos son los mismos que los que consumes con el resto de la familia por lo que no hay que cocinar aparte.
  • A los 12 meses el bebé podrá empezar a usar cubiertos e irá aprendiendo.

Implementación y desarrollo del BLW a lo largo del tiempo

Lo ideal es que el niño comparta el momento de alimentarse con el resto de la familia. Por ello lo tendrás en tu regazo o sentado en la trona a la hora de las comidas. Debes proporcionarle alimentos variados y permitirle que los tome; él seleccionará los que quiera y los comerá en la cantidad que decida. Un buen consejo es llenarle el vaso con solo dos dedos de agua, porque con toda seguridad se la derramará encima. Con el tiempo aprenderá y podrás servirle más.

Recuerda: no debes usar la comida como premio, ni insistir y forzar al niño a comer determinados alimentos o cantidades. Estas conductas interfieren con su autorregulación de la saciedad y el hambre, y propician la obesidad o la relación anormal con la comida.

La evolución del Baby Led Weaning a partir de los 12 meses

Habrás observado que antes de su primer año tu hijo comía muchas cosas diferentes, pero que después de esa edad comienza a preferir ciertos alimentos sobre otros y podrá mostrar un apetito algo menor. Esto no es algo que deba preocuparte, resulta de lo más normal. Solo debes preocuparte, en principio, por el hierro: es uno de los indicadores que los nutricionistas recomiendan controlar, pues a estas edades se corre riesgo de padecer anemia ferropénica. Por ello es buena idea incluir en su dieta algo de carne, cereales enriquecidos con este mineral y yema de huevo.

Ten presente también que, hasta los 24 meses, el organismo de los niños no es capaz de manejar sobrecargas de sal por la inmadurez de los riñones. Deberás sazonar su comida separadamente. Los azúcares libres y añadidos también están desaconsejados en los menores de 2 años.

La lactancia pasado el año

Has de tener presente que iniciar la alimentación complementaria no sustituye a la lactancia; no lo hacía a los 6 meses y esto se sigue manteniendo a los 12. El niño debe seguir tomando leche diariamente hasta los 24 meses de edad. La fórmula que se haya establecido para los 6 meses de edad, si es este el caso, será la que continúes proporcionándole hasta los 18 meses o incluso los 2 años.

Si el lactante toma pecho de 4 a 5 veces al día no hacen falta más lácteos en la dieta. Algunas tomas pueden complementarse por queso o yogur natural, pero también por leche entera a partir de los 12 meses.

Los alimentos más apropiados para esta etapa

La incorporación progresiva de alimentos variados, frescos y sanos se hará con algunos de los que encontrarás a continuación. Al principio la textura adecuada será blanda o granulosa, pero ya entre los 12 y los 18 meses el niño tiene algunos molares y, según adquiera la dentición y la fuerza muscular para masticar, puedes introducir alimentos sólidos más complejos.

  • Frutas maduras como plátanos, ciruelas o sandía. Deberás cortarlas en porciones pequeñas y retirar los huesos y las semillas.
  • Verduras crudas o cocidas al vapor en fragmentos: palitos de zanahoria cocida, flores pequeñas de coliflor, trozos de patata hervida, calabaza o tomate.
  • Carne cocida y magra de vaca, pavo o pollo, en trocitos muy pequeños que se pueda llevar a la boca.
  • En cuanto al pescado, puedes dárselo siempre que revises bien cada trocito para retirar las espinas. Hay que evitar los de larga vida como el pez espada, que pueden acumular metales.
  • El pan y las galletas se pueden dar en trozos que irá mordiendo o chupando.
  • Las leguminosas, como garbanzos o lentejas, pueden darse al niño en porciones siempre que las hayas aplastado un poco.
  • Para prevenir que se atragante es necesario evitar los huesos o semillas, los frutos secos, las uvas y aceitunas enteras, y también la zanahoria cruda.
  • Las cremas y patés van mojados en pan o tostadas.
  • El huevo puedes proporcionárselo en tortilla o cocido, separando la clara y la yema en este último caso.

Conclusión

El método Baby Led Weaning es una manera muy natural de introducir en la dieta de tu bebé los alimentos que complementan a la leche. Con el paso de los meses observarás cómo su desarrollo avanza, y deberás estar atenta para ir adecuando sus comidas en una transición hacia la alimentación sólida. Además, te recordamos que debes consultar al pediatra cualquier decisión de este tipo. ¡Pronto se habrá convertido en un niño mayor!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación, mostrarte contenido personalizado según tus intereses tanto en esta web como en otras de terceros. Puedes configurar qué cookies instalamos pulsando Configurar Cookies. Pulsando el botón ‘Aceptar Cookies’ o continuando la navegación por la página web, entendemos que aceptas todas las cookies. Política de Cookies

Por registrarte en Mi Primer Danone entrarás automáticamente en el programa de fidelización de Danone, Danone.es, pudiendo acceder a todos los beneficios del programa con los mismos datos que proporciones en el presente formulario.
El programa miprimerdanone.es es para mayores de edad, por lo que pulsando el botón de registro garantizas ser mayor de 18 años