Close

El desarrollo de la psicomotricidad gruesa del bebé

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Una etapa del crecimiento en la que puedes colaborar

Los bebés van madurando y, progresivamente, adquieren nuevas habilidades y despliegan sus potenciales. La psicomotricidad gruesa del bebé es una de las que puedes estimular para que alcance un desarrollo pleno. Esto, sin duda, incidirá positivamente en su salud futura.

El desarrollo de la psicomotricidad gruesa

Este tipo de motricidad es la que involucra a grandes grupos musculares, como los de las piernas, brazos y tronco. Se refiere a los amplios movimientos globales de las extremidades y a las posiciones de las diferentes partes del cuerpo.

La psicomotricidad gruesa involucra aspectos diversos, tales como el mantenimiento del equilibrio, la fuerza y tono musculares, la velocidad, la coordinación y la agilidad.

Los principios rectores de la motricidad

Existen dos leyes que rigen el progresivo desarrollo de los niños.

  1. La primera es que los cambios se producen en dirección céfalo-caudal. De ese modo, en las edades más tempranas el bebé va a presentar cambios relacionados con la cabeza y su movimiento. De manera gradual irán sumándose otros, que van en dirección al tronco y luego a las piernas, en sentido descendente.
  2. La segunda ley de la motricidad gruesa es la que se refiere al desarrollo próximo-distal. Así como te explicamos que los cambios van desde arriba hacia abajo, también se producen primero en el eje central del cuerpo, el tronco y cuello, y desde allí se extienden a los miembros.

¿Parece un poco complicado? Un poco más adelante lo entenderás mucho mejor.

Las etapas de la motricidad gruesa

La progresiva adquisición de fuerza muscular, coordinación y equilibrio llevan al niño a pasar por etapas sucesivas en las que va adquiriendo nuevas habilidades, que evolucionan con base a las ya dominadas.

Has de saber que el momento en el que se inicia y consolida cada logro depende, en gran parte, de factores individuales y ambientales. Sin embargo, en líneas generales los niños de 2 años ya dominan la mayoría de los movimientos gruesos que van a utilizar de por vida.

De 0 a 3 meses

El bebé comienza a dominar el movimiento del cuello. Puede levantar la cabeza y girarla hacia ambos lados. También notarás que se apoya progresivamente sobre los antebrazos.

Entre los 3 y los 6 meses

Siguiendo el sentido céfalo-caudal, el bebé empieza a mover el tronco y puede girar el cuerpo junto con la cabeza. Empieza a rodar sobre sí mismo aproximadamente a los 9 meses.

De los 6 a los 9 meses

Las piernas y brazos son más activos, y el bebé ya logra sentarse solo. Comienza también la etapa del gateo.

De 9 a 12 meses

Domina el gateo y puede llevarlo a cabo con velocidad y precisión, ya que coordina mejor los brazos y piernas. Empieza a tratar de trepar.

De 12 a 18 meses

Comienza a dominar la psicomotricidad gruesa más compleja. Da sus primeros pasos apoyando las manos en los muebles y, progresivamente, adquiere más fuerza en las piernas y mayor equilibrio. Esto le permite también agacharse mientras se mantiene en pie, algo inédito hasta el momento.

Entre los 18 y los 24 meses

Puede recoger y lanzar objetos como pelotas, y aprende a bajar las escaleras.

De los 2 a los 3 años

Aprende a saltar desde el suelo y caer sobre los dos pies. Puede ya correr y esquivar obstáculos.

De los 3 a los 4 años

Puede sostenerse sobre un pie y balancearse sin caer. Salta desde superficies estables.

De los 4 a los 5 años

Puede dar vueltas sobre sí mismo estando de pie.

Con 5 años o más

Adquiere autonomía motora total y puede hacer casi todo como un adulto. Monta en bicicleta o en patín, corre y salta, e incluso camina hacia atrás. Comienza a tener conciencia del dominio que ejerce sobre su propio cuerpo. Podrás ver que se plantea retos y, cuando los logra, se siente orgulloso. Igualmente puede sentir frustración si experimenta un fracaso.

La adquisición de otras destrezas

En la medida que el niño explora su entorno observarás que aprende y asimila experiencias, con lo que puede ir progresivamente ganando otras habilidades. El equilibrio va mejorando al integrar varios estímulos. Estos son los propioceptivos, es decir, los que le indican la posición de las partes de su cuerpo, los vestibulares (generados en el oído interno) y los visuales.

La experiencia del gateo le proporciona habilidades espaciales y de orientación, así como la capacidad para medir distancias. Además, adquiere experiencias táctiles, visuales y auditivas que incidirán, para bien, en el desarrollo cognitivo.

Conclusión

La psicomotricidad gruesa del bebé es una etapa del crecimiento fascinante, en la que verás cómo alcanza grandes logros. Con ellos, el niño llegará rápidamente a tener independencia motora y convertirse en un maravilloso adulto en miniatura. No puedes perderte cada uno de los pasos de tu bebé en esa dirección. ¡Son momentos únicos!

Fuentes

http://www.eneso.es/blog/desarrollar-la-motricidad-gruesa/
https://es.slideshare.net/lorenaguanochanga/motricidad-gruesa-27756507
https://eligeeducar.cl/10-formas-trabajar-la-motricidad-gruesa-los-ninos
http://www.montessorixaltepec.com/noticia/262.html
http://magalitaarmijosp.blogspot.com/
https://www.lifeder.com/motricidad-gruesa/
https://plaza-family.com/desarrollo-infantil/motricidad-gruesa/
https://www.educapeques.com/escuela-de-padres/psicomotricidad-gruesa-tener-el-control-del-cuerpo.html
https://hospitalveugenia.com/atencion-temprana/psicomotricidad-infantil-motricidad-gruesa-y-fina-fisioterapia/
https://www.aprenderjuntos.cl/4-actividades-de-motricidad-gruesa/

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación, mostrarte contenido personalizado según tus intereses tanto en esta web como en otras de terceros. Puedes configurar qué cookies instalamos pulsando Configurar Cookies. Pulsando el botón ‘Aceptar Cookies’ o continuando la navegación por la página web, entendemos que aceptas todas las cookies. Política de Cookies

Por registrarte en Mi Primer Danone entrarás automáticamente en el programa de fidelización de Danone, Danone.es, pudiendo acceder a todos los beneficios del programa con los mismos datos que proporciones en el presente formulario.
El programa miprimerdanone.es es para mayores de edad, por lo que pulsando el botón de registro garantizas ser mayor de 18 años