La alimentación complementaria del bebé

Alimentación complementaria del bebé

Antes de cumplir los 6 meses de edad, debemos alimentar a nuestro bebé con leche materna, ya que es el mejor alimento para esta etapa, o en su defecto, leche de fórmula. Sin embargo, una vez que nuestro peque haya pasado su primer medio añito de vida, debemos empezar a introducir la alimentación complementaria en el día a día del bebé.

La alimentación complementaria (AC) es una etapa necesaria en la nutrición de nuestro bebé, ya que la lactancia pasa a ser insuficiente nutricionalmente.  Debemos compaginarlo si es posible con leche materna al menos hasta que cumpla los 2 añitos de edad, tal y como recomienda la Asociación Española de Pediatría (1*).

¿Cómo empezar la alimentación complementaria?

Antes de nada, debemos tener en cuenta el proceso adecuado para empezar con la alimentación complementaria de nuestro bebé. Esta introducción de nuevos alimentos indica que, poco a poco, debemos acostumbrar a nuestro peque a dejar la lactancia materna y a no depender del pecho de la madre. Según la Asociación Española de Pediatría, “a partir de los 6 meses, la mayoría de los lactantes se mantienen sentados con ayuda, empiezan a mostrar interés por otros alimentos, son capaces de expresar con gestos el hambre y la saciedad y han perdido el reflejo que les hace echar la comida fuera de la boca (reflejo de extrusión). Todo ello indica que el bebé está preparado para tomar otros alimentos.” (1*).

Esta fase exige ajustes nutricionales, microbiológicos, bioquímicos, inmunológicos y psicológicos tanto para la mamá, como para el bebé (3*). Por tanto, se trata de un proceso que puede resultar complejo y, por ello, te recomendamos que pidas consejo a tu pediatra, que será quien mejor te aconseje.

¿Cuándo es el mejor momento para introducir la alimentación complementaria en la dieta de nuestro peque? Lo más recomendable es que esperemos hasta que el bebé cumpla 6 meses de edad, ya que será la edad ideal para hacer una transición de forma sencilla. Para ello, tal y como recomienda la Organización Mundial de Salud (OMS), debemos ir aumentando la variedad y consistencia de los alimentos semisólidos en los platos que le demos a nuestro bebé. Para ello puedes empezar con purés y papillas o algún lácteo infantil como Mi Primer Danone, que es un lácteo infantil, elaborado a partir de leche de continuación, como uno de los alimentos recomendables para la fase de alimentación complementaria.

Alimentación complementaria: nuevas texturas

Hasta esta nueva experiencia alimenticia, nuestro bebé exclusivamente habrá probado la textura líquida de la leche materna o el biberón. Por ello, debemos empezar a darle alimentos semisólidos para que, cuando el peque cumpla los 10 meses de edad e intente coger trocitos de comida y llevárselos a la boca, será señal de que puede roer y masticar, tal y como asegura la Asociación Española de Pediatría (2*)

¿Qué alimentos son recomendables para la alimentación complementaria? Como decíamos antes, algunos de los alimentos más recomendados para esta fase alimenticia son las papillas (de frutas, verduras o cereales, por ejemplo) o los lácteos infantiles (como Mi Primer Danone), ya que le aportarán calcio, vitaminas y una adecuada cantidad de proteínas y grasas para su crecimiento y desarrollo.

Por su parte, los purés sirven para empezar a enseñar a nuestro bebé a tragar alimentos sólidos, como pueden ser las manzanas, las peras, las zanahorias o las patatas. Eso sí Especialmente en la fase de iniciación de la alimentación complementaria, asegúrate de pelar los alimentos para eliminar la piel y cuécelos para que estén más blanditos.

Siempre ten en cuenta que, para dar de probar estas nuevas texturas a tu peque, debes dárselos en trocitos pequeños y, poco a poco, ir aumentando el tamaño de estos. Cuando sea un poco más mayor, la coordinación de tu bebé también habrá mejorado mucho ahora, así que no tengas miedo a darle alimentos, que pueda comer con las manos. Unos trocitos de fruta y verdura son ideales para empezar.

Alimentación complementaria: nuevos sabores

Cuando tu bebé haya cumplido los 6 meses de edad, su curiosidad estará a la orden del día y no querrá dejar de descubrir nuevas sensaciones y, por supuesto, en la alimentación le ocurrirá exactamente lo mismo. Por ello, debemos aprovechar esta etapa para dar a probar a nuestro bebé nuevos sabores, como los de los vegetales, ya que empezaremos a acostumbrar a su paladar, como la calabaza o la zanahoria, entre otros. Nuestra recomendación es que sean cocidos y sin añadir azúcar o sal.

En cuanto a los sabores dulces, te recomendamos que empieces a darle frutita de temporada. A medida que vaya creciendo, puedes empezar a darle a probar otros sabores  dulces por ejemplo, para que empiece a manejar los alimentos con sus propias manitas.

Alimentación complementaria: una nueva nutrición

Como apuntábamos antes, acude a tu pediatra para que te aconseje qué ritmo seguir para la alimentación de tu bebé.

A modo de ejemplo, puedes empezar el día de tu bebé con un desayuno a base de cereales (o combinándolos con un lácteo). En la comida principal puedes empezar a darle distintas clases de vegetales, y de postre algo de fruta blandita. Pero nunca olvides que la leche materna o de fórmula sigue siendo fundamental en la dieta de tu bebé, por lo que recuerda darle toda la cantidad que necesite y que te recomiende el pediatra y, sobre todo, que su dieta sea variada y equilibrada.

Es importante despertar la curiosidad por los sabores de tu bebé, y ayudarle a que pruebe más alimentos porque a los 2 años las preferencias de tu bebé serán relativamente fijas hasta que cumpla los 8.

 

Fuentes:

 (1*) “Recomendaciones sobre lactancia materna del Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría”. Comité de Lactancia Materna de la AEP. José Manuel Martín Morales.

http://www.aeped.es/comite-lactancia-materna/documentos/recomendaciones-sobre-lactancia-materna-comite-lactancia-materna

(2*) “Alimentación durante el primer año de vida”. En Familia. AEP. Asociación Española de Pediatría.

http://enfamilia.aeped.es/vida-sana/alimentacion-durante-primer-ano-vida

(3*) “Libro blanco de la Nutrición Infantil en España”. Cátedra Ordesa de Nutrición Infantil de la Universidad de Zaragoza Prensas de la Universidad de Zaragoza, 2015.

http://www.aecosan.msssi.gob.es/AECOSAN/docs/documentos/nutricion/libro_blanco_nutricion_infantil.pdf

Alimentación; Bebé; Crecimiento



¡Síguenos!