Un año de pequeños logros

En un año tu hijo habrá crecido, aprendido y desarrollado numerosas aptitudes y conocimientos, pero, ¿cuál será su evolución a partir de su primer año de vida?

En su primer año de vida tu bebé seguramente ya ha aprendido a comunicarse con vosotros a través de la entonación, sus gestos, algunos sonidos y balbuceos, pero sin poder todavía hablar. Puede que tu hijo también ya empiece a andar, aunque si no es así, no te preocupes, esta aptitud depende de cada pequeño y de media lo hacen entre los 12 y 14 meses.

En este momento, también es probable que quiera ser más autónomo a la hora de comer y quiera coger el vaso con sus manos, la cuchara o la comida. Por otra parte, si ahora te está preocupando que duerme mucho menos, no es nada raro, al año suelen dormir entre 13 y 15 horas, contando las siestas durante el día. ¿Y ahora? ¿Cómo evolucionará tu bebé en los próximos meses?

La mayoría de los pequeños al comienzo de su segundo año de vida son capaces de ponerse de pie solos, dar algunos pasos, sentarse, dar palmadas, decir alguna palabra, beber de un vaso, señalar con el dedo lo que quieren y hacer algunos garabatos. Con el paso de los meses, ellos solitos irán mejorando y desarrollando más estas habilidades e incorporando algunas nuevas.

En su primer año y medio de vida, hasta el mes 18, ya podrán conseguir caminar bien, incluso hasta correr, agacharse para recoger algún juguete, comer con cuchara o tenedor, decir unas 10 palabras, mirar solos cuentos de páginas rígidas, reírse con algo gracioso, señalar algo que quieren, bailar o escuchar música, pedir algo por su nombre, cepillarse los dientes con ayuda o  decir dos palabras seguidas para formar una frase, por ejemplo.

Algunos bebés, con esta edad, también son capaces de saltar, identificar imágenes por su nombre, combinar palabras, cantar, repetir sonidos, reconocer las emociones y abrazar a alguien que cree que puede estar triste, ayudar a recoger sus juguetes, quitarse la ropa solo o dibujar formas. Cómo podrás comprobar, en pocos meses su desarrollo físico y psicológico avanzará sin que apenas te des cuenta de estos pequeños detalles.

Ya cuando cumplen dos años, la mayoría de los bebés, pueden decir entre 50 y 100 palabras, algunos hasta 200. A sus 24 meses también pueden quitarse la ropa solos o ponerse alguna prenda, imitar a los adultos, por ejemplo, usando el móvil o el ordenador, pueden darse cuenta de lo que está bien y mal según la aprobación o desaprobación de sus padres, dar señales de querer usar el váter solos, preguntar “por qué” y “qué es”, cantar canciones sencillas, tener conversaciones de 2 o 3 frases y algunos ya responder a “¿cómo te llamas?” o pedalear en el triciclo.

En ocasiones, la mayoría de los padres, especialmente los primerizos, tienden a comparar el crecimiento de su hijo con otros niños, pero es un error. Debes tener claro que tu hijo es único y puede que su desarrollo no avance al mismo paso que otros pequeños y eso no significa nada malo. De todos modos, a esta edad el pediatra se encargará de comprobar asiduamente el crecimiento que se considera normal para la edad de tu hijo. Nosotros te recomendamos que disfrutes cada día de sus pequeños pasos y participes en su aprendizaje activamente con la finalidad de ayudarle y que sienta tu apoyo, pero sin estrés y sin presiones, porque él también lo notará.

Fuente: "Qué se puede esperar el segundo año", de Heidi Murkoff y Sharon Mazel; Ed. Planeta: 2016.

Saltar, Comer, Hablar



¡Síguenos!