Cómo luchar contra los virus de la guardería

virus guardería

Es inevitable que cuando un bebé comienza a ir a la guardería enferme más, incluso los padres pueden ponerse enfermos más a menudo. Es muy difícil la prevención y evitar que los niños se lleven las manos y los juguetes sucios a la boca, se limpien la nariz con las manos y se froten los ojos. Sin embargo, es una etapa que un bebé previamente sano superará sin problema.

Según destaca la Clínica Cleveland* en su portal web, las enfermedades e infecciones más frecuentes en las guarderías son: los resfriados e infecciones por vías respiratorias superiores; el ojo rosa; la gastroenteritis o la Enfermedad de manos, pies y boca.

Por su parte, la Asociación Española de Pediatría** explica en su web “En Familia”, que las causas de estas infecciones se deben principalmente a la exposición a otros individuos enfermos, sean los cuidadores o el resto de niños que acuden a la guardería. La prevención no es fácil, sobre todo, de las enfermedades infecciosas o víricas (varicela o sarampión, por ejemplo), ya que estas normalmente se transmiten antes de producir los primeros síntomas.

Entonces, ¿Cómo podemos evitar que nuestro bebé enferme en la guardería? La Academia Americana de Pediatría (AAP)***, recoge en su web algunos consejos. Así, lo más importante para prevenir enfermedades e infecciones en las guarderías es que los niños y los mayores a su cuidado se laven las manos con mucha frecuencia, especialmente antes de la manipulación de alimentos y después de cambiar los pañales. De esta forma se podrá evitar muchas veces el contagio de un virus latente que no ha dado su cara aún. En el caso de que un niño muestre síntomas de enfermedad por infección vírica o bacteriana en la guardería, deberá ser apartado del resto de niños y mantener reposo en casa hasta su total recuperación. No sería necesario, por ejemplo, en caso de una otitis bajo tratamiento, ya que no es infecciosa.

Para la Asociación Española de Pediatría (AEP), la prevención de las enfermedades de la guardería se basa en una vacunación correcta de niños y cuidadores; el lavado de manos habitual; que las instalaciones de las guarderías estén adecuadas para prevenir la propagación de virus y bacterias a la hora de manipular alimentos o cambiar los pañales, además de lavar diariamente los juguetes de uso común, así como los paños de cocina y las toallas que se usan con los niños, y finalmente, vigilar y notificar rápidamente si algún niño tiene síntomas de sufrir un problema de salud.

La AEP recomienda encarecidamente a todos los padres que cumplan con el calendario vacunal oficial vigente y también que vacunen a sus hijos, especialmente si van a la guardería, frente a neumococo, rotavirus y la varicela si ya tienen los 12 meses de edad.

Fuentes: *Day-Care Diseases: How to Keep Your Kids Healthy; Cleveland Clinic. https://health.clevelandclinic.org/2014/09/day-care-diseases-how-to-keep-your-kids-healthy/ **Escuelas infantiles o guarderías; Sitio Web: En Familia; Asociación Española de Pediatría. http://enfamilia.aeped.es/edades-etapas/escuelas-infantiles-guarderias ***Reducing the Spread of Illness in Child Care; Healthy Children.org; American Academy of Pediatrics. https://www.healthychildren.org/English/health-issues/conditions/prevention/Pages/Prevention-In-Child-Care-or-School.aspx

Guardería, Virus



¡Síguenos!