¿Dejar que juegue con el móvil?

Entretener a tu hijo con tu teléfono móvil no es tan buena idea según investigaciones recientes. Conoce los efectos de las pantallas digitales sobre el desarrollo de tu bebé.

Según la Academia Americana de Pediatría (AAP)*, muchos bebés usan teléfonos inteligentes y tabletas incluso antes de aprender a caminar o hablar y pasan más de una hora al día delante de ellos. Sin embargo, para la AAP es un hábito nada recomendable para niños menores de 2 años, incluso si hablamos del consumo de televisión. En todo caso si quieres iniciar a tus hijos antes de esta edad, la Academia no recomienda hacerlo hasta los 18 meses, teniendo en cuenta que debes cuidar y elegir cuidadosamente el tipo de contenido al que expones a tu pequeño y siempre tutelado por un adulto.

Desde la Academia Americana de Pediatría** advierten que el uso de pantallas antes de los 18 meses puede afectar de forma negativa al lenguaje, la memoria a corto plazo, la lectura, el sueño y la atención del bebé. Los expertos en pediatría de la AAP explican que el cerebro de un bebé no es capaz de distinguir el significado de las imágenes que ve en un pantalla. Hasta los 18 meses, su cerebro no desarrollará las habilidades necesarias para entender lo que representan las imágenes o su equivalencia en la realidad. A esta edad los niños lo que necesitan es el contacto y la interacción con personas y objetos, tocarlos, sentirlos, ver las caras y oír las voces de su familia.

Solamente tener la televisión encendida como ruido de fondo puede repercutir negativamente en el desarrollo del lenguaje, ya que cuando hablas con tu hijo dices muchas más palabras que cuando la televisión está encendida. Es decir, menos palabras, menos aprendizaje.

Entonces, ¿qué puedes hacer para sustituir o reducir el uso de las pantallas? Lo primero y más importante es limitar el tiempo de uso y vigilar el tipo de contenido que consume tu hijo. Otros consejos son que evites tener el televisor encendido durante las comidas para que os escuche mucho más. Tampoco deberíais usar la tablet o el móvil cómo método para dormir a vuestro bebé porque puede provocar el efecto contrario. Las luces, brillos y sonidos pueden excitarlo, más que tranquilizarlo.

Los padres deberían siempre ver la televisión con sus hijos, especialmente cuando son más pequeños, para controlar el contenido, los anuncios, el sonido o la actitud del pequeño ante la pantalla, pues es probable que el bebé se sienta cansado o se aburra rápidamente. Igualmente pasa cuando se usa el móvil, con cuyo dispositivo hay que tener mucho más cuidado para impedir que el pequeño acceda a contenidos inadecuados al pulsar cualquier tecla. Compatibiliza el juego real con los medios digitales para evitar su sedentarismo y animar su sociabilización.

 

Fuentes: *Babies as Young as 6 months using mobile media; American Academy of Pediatrics; 2015. https://www.aap.org/en-us/about-the-aap/aap-press-room/pages/Babies-as-Young-as-6-Months-Using-Mobile-Media.aspx La American Academy of Pediatrics publica nuevas recomendaciones para el consumo mediático de los niños; Healthy Children.org https://www.healthychildren.org/Spanish/news/Paginas/aap-announces-new-recommendations-for-childrens-media-use.aspx **Por qué evitar que los bebés y los niños pequeños vean la televisión; Davil L. Hill, MD, FAAP; Healthychildren.org https://www.healthychildren.org/Spanish/family-life/Media/Paginas/why-to-avoid-tv-before-age-2.aspx ***¿Cuántas horas pueden estar los niños delante de pantallas?; Terry Gragera; Onmeda.es https://www.onmeda.es/mi_hijo/cuantas-horas-pueden-estar-ninos-delante-pantallas.html

Jugar



¡Síguenos!