La historia de Jimena y Alana,
su pequeña escaladora.
Jimena ama la escalada. Es su hobbie y su profesión.
Por eso cuando nació Alana, decidió que iba a compartir con ella su pasión por un deporte que la ayudó a superar su miedo a las alturas y le enseñó el valor del esfuerzo, el compañerismo y el respeto por la naturaleza. Como siempre recuerda Jimena, la escalada es un deporte exigente.
Pero todavía lo es más cuando una de tus compañeras de escalada es un bebé de solo 12 meses. Afortunadamente, Jimena y Alana encontraron la extraordinaria normalidad de compartir juntas un deporte y ser un ejemplo de que no hay deporte que puede ser vivido en familia.
Pero todavía lo es más cuando una de tus compañeras de escalada es un bebé de solo 12 meses. Afortunadamente, Jimena y Alana encontraron la extraordinaria normalidad de compartir juntas un deporte y ser un ejemplo de que no hay deporte que puede ser vivido en familia.
jimena-alana

¡Síguenos!