Yogur griego: ¿En qué se diferencia del resto?

El yogur griego es puro placer; tiene un gusto irresistible y su textura cremosa es única. Lo elaboramos a partir de la receta original griega, a través de la cual conseguimos este delicioso producto con unas características inigualables.  

Se cree que el yogur llegó al Mediterráneo durante la Edad Antigua de mano de los turcos. Fue en Grecia donde el consumo de yogur se extendió desarrollando una variedad local que, con el tiempo, logró tener estas características que lo hacen único. Además se usó ampliamente en la gastronomía, formando parte como ingrediente indispensable en muchos platos tradicionales de la cocina griega. Un famoso ejemplo es la salsa de yogur tzatziki, ideal para aliñar ensaladas o para acompañar todo tipo de carnes y pescados.

La elaboración del yogur griego se hace con sumo cuidado y sólo después de un largo y minucioso proceso de elaboración se consigue obtener este inigualable sabor y textura que tanto nos gusta. ¡Es incomparable! 

Y a ti, ¿Cómo te gusta más comer tu yogur griego? Recuerda que puedes mezclarlo con multitud de frutas, cereales, frutos secos… ¡Seguro que encontrarás la combinación perfecta para ti! 

Sobre el yogur



¡Síguenos!