Cómo te ayuda el yoga a encontrar el equilibrio interior

Para algunas mujeres que intentan compatibilizar la vida profesional, familiar y social, el yoga puede parecer innecesario, una pérdida de tiempo o ser demasiado new age. Otras pueden ser escépticas sobre la práctica básica del yoga que consiste en pasar de una insólita postura a otra, necesitando para algunas un equilibrio casi circense.

Sin embargo, el yoga no es ni un ejercicio gimnástico ni de funambulismo: se trata de una antigua disciplina procedente de la India con la que se entrena tanto el cuerpo como la mente. Tanto si tu estilo de yoga es moderado, como el yoga Hatha, o más enérgico, como el Ashtanga, los efectos beneficiosos de practicarlo con regularidad se conocen desde hace décadas: un cuerpo más tonificado, mayor flexibilidad y unos músculos más fuertes.

El yoga va dirigido a fomentar una buena conexión entre el cuerpo y la mente o a lograr un momento de paz y liberación. ¿Cuál fue la última vez que fuiste capaz de despejar tu mente por completo?

Ejercicio y recuperación



¡Síguenos!