Alimentación del bebé de 9 meses

Cuando el pequeño cumpla 9 meses de vida, solo le quedarán dos grupos de alimentos por probar: pescado y huevo.

En ese período se trata de darle nuevos alimentos dentro de los grupos que ya ha probado, para ir combinándolos en purés o en trocitos, cocinados de diferente forma (sin abusar de las frituras), servidos con presentaciones y colores diferentes… ¡podemos estimular de mil maneras los sentidos del peque en la mesa!

Si se acerca el verano y tu peque está a punto de cumplir los 9 meses, disfrutará de las frutas de esa temporada, la sandía, mandarina y el melón. Sirviéndoselas fresquitas y en trocitos, mezcladas con Mi Primer Danone o hasta heladas para que las chupen, serán ideales para hidratarles y aportarles azúcar durante la merienda. Las uvas serán perfectas para comérselas él solito si las pelas y le quitas las pepitas antes. No olvides que estas frutas suelen durar en verano y unas semanas de otoño, es mucho mejor darle frutas de temporada ya que la calidad, sabor y precio son inmejorables.

Otro grupo a complementar será el de la carne, ya que el pequeño podrá tomar cordero y jamón york, en puré o en trocitos. Podrás mezclarlos con sus purés de verduras, también podrás darle una merienda a base de un palito de pan y jamón york, etc.

El peque podrá empezar a probar su primer pescado a partir de los 9 meses. Empezaremos por pescado blanco ya que es menos graso que el azul. Merluza, gallo, lenguado y halibut, serán excelentes para iniciarlo al pescado. Lo alternaremos con la carne en el puré de mediodía o bien se lo daremos cocido en pequeñas cantidades fuera del puré. Puedes hacer su puré de pescado añadiendo leche, lo comerá más fácilmente ya que notará el sabor de la leche. Le daremos entre 60 y 70 g de pescado aproximadamente. El pescado se caracteriza por ser de fácil digestión y aportar proteínas, minerales y Omega 3, así que junto con la carne será uno de los pilares de su alimentación a partir de este momento.

En esta etapa es importante que el pequeño note algunas fibras en el puré para facilitarle un paso menos drástico a los sólidos sin triturar. Incítalo a tomar trocitos y verás cómo le gusta masticar y notar las texturas propias de cada alimento. También ayudará que coméis todos juntos los mismos alimentos, si el peque ve que comes pescado querrá imitaros y comer como un ‘niño mayor’.
 

Etapas Bebé, Bebé 6-9 meses



¡Síguenos!