Organiza los alimentos en tu nevera

Los buenos hábitos en la refrigeración de alimentos son básicos. Nuestra nevera no es un armario donde dejar la comida en el primer hueco que veamos. De hecho, es muy importante tener los alimentos bien organizados porque esto garantiza su correcta conservación. Además de una temperatura adecuada (0-5ºC) y de una buena calidad inicial del alimento, una correcta distribución en el frigorífico lo mantendrá en buenas condiciones higiénico-sanitarias hasta su consumo.

Además, para mantener la temperatura constante, es fundamental no dejar la puerta de la nevera abierta durante mucho tiempo, sino abrirla sólo cuando sea necesario y cerrarla lo antes posible.

Qué guardar en cada lugar de la nevera

¿Sabías que, aún así, la temperatura no es la misma en toda la nevera? Si el congelador está abajo, el punto más frío de nuestra nevera será la parte inferior, por eso es allí dónde, algunos modernos frigoríficos combi, tienen los cajones para vegetales (con control de humedad), y para carnes y pescados (temperatura más baja, 0-2ºC aproximadamente). La temperatura en cada parte nos definirá qué orden seguir  en la ubicación de cada uno de los alimentos dentro del  frigorífico:

Organizando la nevera

¡Esto en cuanto al orden! Pero también hay otras consideraciones a tener en cuenta. Por ejemplo:

Si se tienen en cuenta estas normas básicas, nuestra nevera tendrá un rendimiento más eficiente, un consumo más bajo, y los alimentos estarán siempre en perfectas condiciones para su consumo. Cuando se conoce cómo hacerlo, es sencillo, ¿verdad?

Recordad que, una vez hecha la compra en el supermercado y al llegar a casa, es necesario guardar los alimentos recién comprados ordenadamente, detrás de los que ya estaban en la nevera, ya que los tendremos que consumir antes que los recién comprados.

Y, tened presente, que los ordenaremos según la temperatura que necesitan, tal y como hemos visto hoy.

Alimentación saludable



¡Síguenos!