Close

Qué es el Baby Led Weaning en la alimentación complementaria

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

El Baby Led Weaning es un sistema para iniciar la alimentación complementaria del bebé que permite introducir alimentos sólidos en su dieta. Se tratará de productos diferentes a la leche materna que el bebé comerá por sí mismo utilizando las manos.

De esta forma, la alimentación infantil se centra no solo en que los niños consigan los nutrientes que necesitan, sino en que aprendan a comer y a probar. Los padres eligen lo que come el niño, pero este decide la cantidad, cuándo, cuánto y el ritmo.

Este método permite también que toda la familia coma junta y los mismos alimentos. Al principio el bebé comerá poco, pero con la costumbre irá mejorando su coordinación y probará más alimentos.

El Baby Led Weaning se basa en que el bebé toma los alimentos por sí mismo, sin ayuda de los adultos. Sin embargo, algunas familias optan por un sistema mixto en el que ofrecen tanto alimentos sólidos como papillas.

Cuándo iniciar alimentación complementaria

Según la Asociación Española de Pediatría (AEP), durante el primer año de vida y para asegurar el crecimiento óptimo del bebé es imprescindible mantener el aporte diario de nutrientes.

Para ello, la Asociación señala que durante los primeros 6 meses de vida la leche materna es el alimento perfecto, pudiendo acompañarse a partir del sexto mes y hasta los dos años con alimentación complementaria en función de cada necesidad.

Cuándo empezar con no lactantes

No hay una posición definida sobre cuándo introducir alimentos sólidos en lactantes no amamantados. La AEP indica que se puede empezar entre el cuarto y el sexto mes, siempre y cuando haya signos que indiquen que el niño está preparado para hacerlo.

¿Y con los prematuros?

En este caso, la pediatría tampoco ha sabido establecer un punto en común sobre cuándo introducir la alimentación complementaria en los nacidos antes de las 37 semanas de gestación. El principal motivo es que los prematuros pueden necesitar una nutrición especial. Por tanto, la fecha de introducción debe personalizarse en función de cada caso.

Cómo saber que está preparado para el Baby Led Weaning

Te preguntarás por qué es necesario esperar hasta el sexto mes de vida para introducir otros alimentos en la dieta del pequeño. El motivo es que, hasta entonces, el organismo del bebé no está preparado a nivel neurológico, renal, gastrointestinal ni inmune.

Además, el bebé debe haber desarrollado las capacidades psicomotoras que le permitan alimentarse por sí mismo con suficiencia y seguridad. Por tanto, estará preparado para el BLW cuando:

  • Se mantenga sentado con apoyo.
  • Tenga interés por la comida, la coja con las manos y se la lleve a la boca.
  • Haya desaparecido el reflejo de extrusión, que hace a los bebés expulsar con la lengua cualquier alimento no líquido.

¿Puedo introducir alimentos antes de los 6 meses?

La Asociación Española de Pediatría recomienda esperar hasta los 6 meses para los niños con lactancia materna y hasta los 4 para los lactados artificialmente. Ofrecer alimentos antes puede provocar riesgos a corto y largo plazo:

  • Atragantamiento.
  • Mayor riesgo de gastroenteritis aguda.
  • Riesgo de infecciones en el tracto respiratorio.
  • Interferencias en la biodisponibilidad del hierro y el zinc que ofrece la leche materna.
  • Mayor riesgo de obesidad y diabetes a largo plazo.
  • Mayor tasa de destete precoz.
  • Y, en el caso de bebés prematuros, también aumenta el riesgo de infección e ingreso hospitalario.

Además, la AEP también alerta del peligro de introducir la alimentación complementaria de forma tardía, pudiendo afectar al crecimiento y al neurodesarrollo del bebé. Aunque este no muestre interés activo por la comida, los pedíatras desaconsejan retrasar la introducción de alimentos más allá de las 26 semanas de edad, pudiendo darse el caso de:

  • Riesgo de alergias e intolerancias alimentarias.
  • Riesgo de alteración de habilidades motoras orales.
  • Carencias nutricionales.

Qué alimentos usar

No hay unos alimentos mejores que otros, pero es recomendable priorizar aquellos ricos en hierro y zinc. Los bebés deben acostumbrarse a los sabores naturales, por lo que es importante no añadir sal ni azúcar.

Sobre la frecuencia de introducción de alimentos, la AEP recomienda hacerlo de uno en uno, con intervalos de entre tres y cinco días. Esta fórmula tiene como objetivo detectar posibles alergias, ya que en ocasiones estas no se producen de forma inmediata sino unas horas o incluso días después. Así que, en caso de reacción alérgica o intolerancia, si hemos introducido dos alimentos con poco espacio de tiempo, no sabremos identificar al causante.

Cereales

La Agència de Salut Pública de Catalunya informa en sus «Recomendaciones para la alimentación en la primera infancia» de que los cereales deben introducirse entre los 6 y 12 primeros meses de vida. Puede hacerse en diferentes formatos, dando preferencia a las harinas integrales.

Fruta y verdura

Frutas y verduras pueden incorporarse gradualmente en cualquier momento del día, variando también la forma de presentarla. La manzana, por ejemplo, debe retrasarse hasta los 3 años de edad por sus riesgos de atragantamiento.

Legumbres y huevo

Por ser fuentes de proteínas, las legumbres y el huevo pueden introducirse a partir de los seis meses, pero siempre en texturas muy suaves.

Carne y pescado

La carne roja no puede faltar en la alimentación del bebé, ya que es una de las principales fuentes de hierro. El pescado y el marisco deben incorporarse desde el principio, tratando de evitar aquellos con alto contenido en mercurio.

Lácteos

Si el lactante mayor de 6 meses realiza, como mínimo, 4 o 5 tomas de leche materna al día, no necesita otros lácteos. En cambio, si la madre trabaja se puede introducir yogur natural como Mi Primer Danone o queso desde los 9 meses y leche de vaca entera a partir de los 12 meses.

Frutos secos

Los frutos secos no deben introducirse hasta los 3 años, debido a su alto riesgo de atragantamiento.

Conclusión

En la alimentación complementaria hay que respetar el ritmo del bebé, prestar mucha atención y nunca obligarle a comer. Si no quiere un alimento, es mejor probar en días posteriores. Con el método Baby Led Weaning deberás ser paciente y dejar que el niño se encargue de decidir cuánto quiere comer.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación, mostrarte contenido personalizado según tus intereses tanto en esta web como en otras de terceros. Puedes configurar qué cookies instalamos pulsando Configurar Cookies. Pulsando el botón ‘Aceptar Cookies’ o continuando la navegación por la página web, entendemos que aceptas todas las cookies. Política de Cookies

Por registrarte en Mi Primer Danone entrarás automáticamente en el programa de fidelización de Danone, Danone.es, pudiendo acceder a todos los beneficios del programa con los mismos datos que proporciones en el presente formulario.
El programa miprimerdanone.es es para mayores de edad, por lo que pulsando el botón de registro garantizas ser mayor de 18 años