Close

¿Sabes qué es el Baby led weaning?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Ser padres es toda una experiencia, ¿verdad? Además de la ilusión y la emoción, con la llegada al mundo de un nuevo ser se inicia un periodo plagado de dudas e incertidumbres.

Todos queremos dar lo mejor a nuestro bebé, colmarle de atenciones y hacer que cada nueva etapa resulte lo mejor posible para él.

En el momento de iniciar la alimentación complementaria, muchos padres y madres se plantean cuál es el mejor método para facilitar a su hijo esta transición. Hoy, vamos a explicarte en qué consiste una tendencia que tiene cada día más adeptos: el Baby Led Weaning.

¿Conoces el Baby Led Weaning?

Vivir en el siglo XXI y no haber oído hablar del BLW es casi imposible. Quien más o quien menos ha escuchado hablar alguna vez de este método más sencillo de aplicar que de pronunciar. ¿Quieres conocer todos los detalles de esta fórmula para introducir alimentos sólidos en la dieta de tu hijo? Es tan simple que los padres que lo prueban por primera vez quedan fascinados y sorprendidos del rotundo éxito que supone.

Si lo pensamos con detenimiento, el BLW no tiene nada de novedoso. Antes de que se pusieran de moda los purés y las papillas, lo habitual era alimentar al bebé con trozos pequeños de lo que el resto de la familia comía. Y esto es exactamente el Bay Led Weaning. Una suerte de vuelta a los orígenes en este aspecto. ¿Sorprendente? ¡No tanto!

Se trata de un tipo de alimentación infantil complementaria en la que se le da todo el protagonismo al niño. Y también es una forma de compartir mesa con el pequeño y fomentar su autonomía. Además, tiene innumerables ventajas.

Ventajas del Baby Led Weaning

Muchas madres y padres se plantean si sus hijos no sufrirán algún tipo de carencia si se les deja elegir cuánto y qué comer. Es una duda razonable y bastante habitual. Sin embargo, la experiencia demuestra que cuando se deja comer a voluntad al bebé, este es capaz de auto regularse perfectamente.

Con el tiempo, el niño aprende a reconocer la sensación de hambre y de saciedad mucho mejor que si le obligamos a comer o le introducimos cantidades desmedidas por medio de purés. Gracias a este método, los bebés despiertan su curiosidad por probar diferentes sabores y nuevas texturas de una forma relajada. Los niños que han empezado su alimentación sólida mediante el BLW suelen estar más abiertos a nuevas experiencias gastronómicas y la hora de comer se convierte en un momento relajado y para compartir.

Además, este método favorece el desarrollo psicomotriz del niño, ya que para practicarlo el bebé debe ejercitar su función prensil. Del mismo modo, estimula la coordinación y ayuda a fortalecer el aparato fonador, con lo que los niños que mastican desde bien temprano tienen menos dificultades para pronunciar diferentes fonemas.

Baby Led Weaning y lactancia materna

Introducir alimentos sólidos no quiere decir que debamos abandonar la lactancia. Hasta el año de edad, dar el pecho es un hábito más que recomendable para que el bebé crezca saludable. De esta forma, además, las madres pueden estar tranquilas: sus hijos se están alimentando correctamente, ya que lo que no ingieren de otros alimentos lo reciben de la propia leche.

¿Tiene riesgos el Baby Led Weaning?

Este método de alimentación no es peligroso para nada. Aún así, muchos progenitores se asustan ante el riesgo de atragantamiento, sobre todo cuando el niño aún no tiene dientes para masticar.

El sentido común suele ser un buen guía para ayudar a nuestro hijo a comenzar con este tipo de alimentación. Es importante que el niño sepa sostenerse sentado por sí mismo y que ya no tenga el reflejo de extrusión (acostumbra a desaparecer entre los 4 y los 8 meses de edad, en principio). Por lo demás, simplemente se deben adoptar unas sencillas precauciones y acompañar al bebé durante la comida en todo momento.

Alimentos no recomendables para practicar Baby Led Weaning

Algunos alimentos son difíciles de masticar o más propensos a atragantarse. Por ello, trataremos de evitar ofrecérselos a nuestro hijo. Los atragantamientos más habituales se producen al comer:

  • Frutos secos como cacahuetes, granos de soja, almendras, anacardos, etcétera.
  • Zanahoria cruda, ya que el pequeño puede arrancar trozos los suficientemente grandes como para que queden atrapados en su garganta sin llegar a masticarlos.
  • Manzana cruda. Con esta fruta ocurre lo mismo que con la zanahoria, por lo que se debe ofrecerla con mucha precaución o cocerla antes de dársela al niño.
  • Uvas.
  • Cerezas.
  • Pasas.
  • Arándanos.
  • Apio.
  • Caramelos.
  • Salchichas.
  • Calamares.
  • Tortitas de arroz o de maíz.
  • Patatas fritas.

Estos son solo algunos ejemplos de alimentos que son susceptibles de producir un atragantamiento en los niños. Los padres deben observar la capacidad y madurez de su hijo antes de decidir ofrecerles un tipo de alimento u otro.

Otro de los riesgos que preocupa a muchos progenitores es que sus hijos sufran malnutrición. Sin embargo, es un hecho bastante poco habitual: si el niño sigue tomando leche y se le ofrece una dieta variada y rica en nutrientes, la probabilidad de que sufra alguna carencia es casi inexistente. De todas formas, ante la duda siempre es conveniente consultar con un médico pediatra que se encuentre familiarizado con este método.

Conclusión: ¿Me decido o no me decido por el Baby Led Weaning?

Cada familia tiene en su mano la posibilidad de adoptar este método de alimentación o no. Es importante que los padres se informen, mediten y decidan si es una alternativa válida dentro de su visión de la crianza. No vale la pena dejarse llevar por modas con las que no nos sintamos a gusto.

El Baby Led Weaning, como las papillas u otros métodos de alimentación infantil, será perfectamente válido siempre que se base en alimentos de calidad y que aporten lo que el niño necesita. Debemos decir, eso sí, que la gran mayoría de familias que han probado esta forma de alimentación complementaria han quedado encantados: no solo no deben cocinar dos veces y pensar en adquirir alimentos diferentes para su hijo, sino que disfrutan de poder compartir mesa con su pequeño como un integrante más de la familia.

Y tú, ¿te apuntas al Baby Led Weaning? ¡Cuéntanos tu experiencia!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación, mostrarte contenido personalizado según tus intereses tanto en esta web como en otras de terceros. Puedes configurar qué cookies instalamos pulsando Configurar Cookies. Pulsando el botón ‘Aceptar Cookies’ o continuando la navegación por la página web, entendemos que aceptas todas las cookies. Política de Cookies

Por registrarte en Mi Primer Danone entrarás automáticamente en el programa de fidelización de Danone, Danone.es, pudiendo acceder a todos los beneficios del programa con los mismos datos que proporciones en el presente formulario.
El programa miprimerdanone.es es para mayores de edad, por lo que pulsando el botón de registro garantizas ser mayor de 18 años